26 de diciembre de 2012

CURIOSIDADES DEL PULPO

Los pulpos tienen tres corazones. Dos de ellos llevan la sangre sin oxígeno a las branquias (que son los órganos respiratorios mediante los que se realiza el intercambio de gases) y el tercero transporta la sangre oxigenada al resto del cuerpo.

El color azul de la sangre se debe a que los pulpos, sepias y calamares utilizan hemocianina en lugar de hemoglobina como molécula tranportadora de oxígeno.

La hemocianina utiliza cobre en lugar de hierro.

Los pulpos son criaturas bastante inteligentes, habiéndose demostrado que tienen memoria a largo y corto plazo a través de experimentos de resolución y laberintos. También son capaces de utilizar herramientas.

Las glándulas salivares posteriores secretan una potente neurotoxina llamada cefalotoxina que provoca la parálisis de las presas retenidas en sus brazos. Además, la secreción salivar contiene proteasas capaces de disolver las uniones musculares del caparazón de los crustáceos y de permitir a los pulpos la ingestión del contenido de éstos.

Cada ventosa posee unas 10.000 células sensibles al gusto.

Un pulpo adulto tiene unos 16 millones de quimiorreceptores sobre su cuerpo.






¿Pulpo o pulpa?... Un detalle que muy poca gente conoce es que la "pulpa" tiene los tentáculos mucho mas largos y puntiagudos que el macho, en cambio el pulpo los tiene mucho mas cortos y anchos que su compañera.

Existen 289 especies de pulpo, y la hembra sólo se aparea una vez en toda su vida (viven 1-3 años).

El pene del macho se llama hectocotylus y se encuentra en el tercer tentáculo. Este tentáculo lo pierde después del apareamiento. Pero al cabo de un tiempo le crecerá un nuevo tentáculo, pero sólo durante la próxima temporada de apareamiento. 


Los pulpos entablan duras batallas entre machos para conseguir aparearse con una hembra. Una vez conseguido el acoplamiento, mediante la introducción del brazo de cópula en una cavidad del manto de la hembra, ésta pone del orden de 150.000 huevos en cápsulas pequeñas y transparentes con un pedúnculo corto. Estos huevos aparecen reunidos por miles en forma de racimos largos que se sujetan a la parte superior de una cavidad, donde son custodiados por la madre durante tres meses, y oxigenados con agua limpia. Sin este cuidado los huevos se pudrirían y morirían al cabo de poco tiempo.

Racimos de huevos de pulpo tras el cangrejo araña
Durante los  tres meses siguientes la madre pulpo solo vigilará su descendencia alejando de la cueva a los predadores que quieran alimentarse de ella. Con sus tentáculos armados de poderosas ventosas pulirá la superficie exterior de la envoltura de los huevos conservándolos limpios de suciedad y vegetación. La dedicación de la madre pulpo es tal que durante esos tres meses no abandonará ni por un segundo la cueva, ni siquiera para alimentarse. Aún si el alimento se le pusiera al alcance de los tentáculos ella seguirá limpiando sus huevos sin prestarle atención. Al cabo de este tiempo los pequeños pulpos nacerán y su madre, exhausta por tantos cuidados morirá irremediablemente.

Los pulpos jóvenes suelen vivir de 1 a 2 meses con la cabeza hacia abajo en el plancton, hasta que comienzan su vida en el fondo. Durante este tiempo es cuando son más vulnerables, por lo que se reduce su número en forma espectacular.

Los pulpos son presas favoritas de morenas y anguilas, por lo que no carecen de enemigos naturales. Su única protección es su capacidad de mimetismo y el poder lanzar nubes de tinta para escapar de sus enemigos, cosa que hacen mediante el mecanismo de propulsión a chorro que hemos comentado, acto seguido buscan un nuevo escondrijo y se mimetizan con él.

La pupila del pulpo es cuadrangular:



Los ocho tentaculos de los pulpos son en realidad seis 'brazos' y dos 'piernas', según ha dicho un estudio publicado por una cadena de acuarios comerciales. Ayudados por unas aproximadamente 2.000 observaciones de visitantes, un equipo de especialistas acuáticos llevó a cabo el estudio, que muestra que estas criaturas optan al parecer por sus tres primeros pares de tentáculos para coger y utilizar objetos.

A diferencia de los seres humanos y de otros animales, la mayoría de los pulpos no parecen ser zurdos o diestros, sino que parecen depender de la visión. Cuando un ojo es débil, se favorece el otro lado de los brazos.

 
Si alguna vez has visto ejemplares de pulpos a los que les falta un tentáculo o parte del mismo, esto es debido a que, como su alimentación se basa principalmente en crustáceos, muy probablemente sea recuerdo de algun lubrigante o centollo de alguna de sus numerosas luchas.

Un pulpo puede sobrevivir largas temporadas comiéndose sus propios tentáculos. Si el animal vuelve a tener caza (comida), puede regenerarlos de nuevo.


Pulpo en su casa con "adornos" de conchas y restos de comida en el exterior

No hay comentarios:

Publicar un comentario