5 de diciembre de 2012

LA MEMORIA DE LOS PECES NO DURA 3 SEGUNDOS

Sin duda un mito extendido, tanto que ha sido título de álbumes musicales y películas.

Lo primero que choca en esta afirmación es su gran generalidad, ya que no queda definido lo que es la memoria. Aún resulta de mayor generalidad el término pez.

La memoria (podríamos decir) es la capacidad que tiene el cerebro de almacenar los efectos que aprende de lo que experimenta. En el estudio de la memoria nos encontramos con muchos modelos de memoria, desde modelos más populares como la división de la memoria en corto y largo plazo a modelos menos conocidos y potentes como el de la memoria operativa y sus bucles (Baddeley y Hitch).
La mayoría de los estudios sobre “memoria” y animales acuáticos se han realizado sobre fenómenos de reacciones sinápticas ante estímulos dañinos, así como en localizar las estructuras cerebrales que intervienen.
Por otro lado, como indicábamos, el término pez es tremendamente amplio, según la RAE: Vertebrado acuático, de respiración branquial, generalmente con extremidades en forma de aleta, aptas para la locomoción y sustentación en el agua. La piel, salvo raras excepciones, está protegida por escamas. La forma de reproducción es ovípara en la mayoría de estos animales.

Vamos: que decir pez puede ser tan general como decir vertebrado. ¿Y acaso todos los vertebrados tenemos la misma memoria? ¿qué pasa si comparamos un ser humano con una vaca? Personalmente no me imagina una vaca reteniendo una lista de 7 dígitos.

Por cierto un estudio de la Universidad de Liverpool, con truchas arcoiris, llegó a la conclusión de que éstas eran capaces de modificar su conducta atendiendo al éxito de conductas anteriores (ejemplo ser más temerosas tras salir perdiendo de varias peleas). De igual manera se descubrió que no todos los “peces” retienen de igual manera y que las especies depredadores poseen mayor memoria que sus homólogas vegetarianas, ya que han de recordar dónde se encuentran sus presas y cómo darles caza.
Bueno, esperamos haber esclarecido algo sobre este mito, aunque quizá no se recuerde más de tres segundos…
Fuente: mundopsicología.com

1 comentario:

Publicar un comentario