3 de enero de 2013

TORTUGA VERDE

La tortuga verde (Chelonia mydas) es una gran tortuga marina que pertenece a la familia de los quelónidos (Chelonioidea). La especie se distribuye por los mares tropicales y subtropicales alrededor del mundo, con dos poblaciones distintas en los océanos Atlántico y Pacífico. Son verdes debido a la grasa que tienen debajo de su caparazón.

Como especie reconocida en peligro de extinción por la UICN y la CITES, su explotación está protegida en casi todos los países del mundo. Es ilegal capturar, dañar o matar tortugas de este tipo. Adicionalmente, algunos países han implementado varias leyes para proteger a las tortugas y sus sitios de anidación dentro de su jurisdicción. Sin embargo, la población de tortugas aún está en peligro de extinción debido a algunas prácticas humanas. En algunos países, las tortugas son aún cazadas por su carne y sus huevos son recolectados de los nidos para ser comidos. La contaminación daña también indirectamente a las poblaciones de tortugas. Muchas tortugas quedan atrapadas en las redes de pesca y mueren ahogadas. Finalmente, las tortugas pierden su hábitat debido a la expansión de los sitios de habitación humana. Esta ha sido una importante causa en la pérdida de los sitios de anidación de la tortuga verde.


 



ANATOMÍA

La apariencia de una tortuga verde es la típica de una tortuga marina. Chelonia mydas tiene un cuerpo dorsoventral aplanado, una cabeza con cuello corto, aletas con forma de remo adaptadas para el nado. Las tortugas verdes adultas pueden crecer hasta 1,66 m de longitud. A pesar que se han capturado tortugas con un peso de hasta 315 kg, el peso promedio de una tortuga verde adulta oscila los 200 kg. El ejemplar de Chelonia mydas más pesado que se ha registrado pesó 395 kg.


Anatómicamente, hay algunas características que distinguen a la tortuga verde de los demás miembros de su familia. A diferencia de su pariente cercano, la tortuga carey, el hocico de la tortuga verde es muy corto y su pico no tiene forma de gancho. La vaina callosa de la mandíbula superior de la tortuga posee un borde ligeramente denticulado, mientras que su mandíbula inferior tiene una denticulación más fuerte, serrada y definida. La superficie dorsal de la cabeza de la tortuga tiene un solo par de escamas frontales. Su caparazón está compuesto de cinco scuta (escudos) centrales flanqueados por cuatro pares de scuta laterales. Debajo, la tortuga verde tiene cuatro pares de scuta infra-marginales que cubren un área entre caparazón y su concha. Las C. mydas maduras poseen extremidades frontales de una sola garra (la tortuga carey tiene dos garras), aunque algunos especímenes jóvenes poseen dos garras.



El caparazón de la tortuga es conocido por tener varios patrones de colores que cambian a través del tiempo. Las tortuguitas C. mydas, similar a otras tortugas marinas, tienen caparazones predominantemente negros, con conchas de colores claros. Los caparazones de los jóvenes son café oscuro o verde oliva, mientras que los de las tortugas adultas con completamente cafés, manchados o con una variedad de rayos. Debajo, la concha de la tortuga tiene una tonalidad de amarillo. Las extremidades de C. mydas poseen una tonalidad oscura delineada con amarillo, y son usualmente marcadas con una gran mancha café en el centro de cada extremidad.

DISTRIBUCIÓN

La distribución de Chelonia mydas se extiende por los océanos tropicales y subtropicales de todo el mundo. Existen dos grandes subpoblaciones de C. mydas: la subpoblación del Atlántico y la del Pacífico. Cada subpoblación es genéticamente distinta, con su propios territorios de alimentación y anidación

HABITAT

Las tortugas verdes alternan en tres distintos tipos de hábitat, dependiendo de las etapas de su vida. Las playas de anidación son los lugares donde regresan para poner sus huevos. Las tortugas marinas adultas pasan la mayor parte de su tiempo en aguas costeras poco profundas ricas en pasto marino. Esta especie en particular es reconocida por ser muy selectiva en cuanto a los sitios de alimentación y apareamiento, tanto que generaciones enteras pueden migrar alternativamente entre las mismas áreas de anidación y apareamiento.

Luego de anidar, se sabe que durante los primeros cinco años de su vida, las tortugas pasan la mayor parte de su tiempo en zonas de convergencia en el océano abierto. Estas tortugas jóvenes son muy poco vistas pues nadan en aguas profundas.

CICLO DE VIDA

A diferencia de muchas tortugas marinas, las cuales pasan gran parte de su vida adulta en el océano, las tortugas verdes del pacífico pueden ingresar a playas aisladas durante el día para tomar el sol.

Las tortugas verdes migran grandes distancias entre sus lugares de alimentación seleccionados y las playas donde nacieron. Algunas C. mydas han nadado distancias de hasta 2.600km para llegar a sus lugares de desove. Las tortugas maduras regresarán usualmente a la misma playa exacta donde nacieron. Las tortugas hembra usualmente se aparean cada dos a cuatro años. Los machos, por el contrario, hacen viajes a las zonas de apareamiento cada año. Como muchas especies que son encontradas en amplias zonas latitudinales, las épocas de apareamiento varían entre las distintas poblaciones. Para casi todas las Chelonia mydas en el Caribe, la época de apareamiento va desde junio hasta septiembre.1 La subpoblación de la Guyana Francesa anida entre marzo y junio. En los trópicos, las tortugas verdes anidan a lo largo del año, con algunas subpoblaciones en épocas específicas del año. En Pakistán, C. mydas anida durante todo el año pero prefiere hacerlo durante los meses de julio a diciembre.

Las tortugas verdes se reproducen de la forma usual en que lo hacen las tortugas marinas. Las tortugas hembra controlan el apareamiento; los machos no pueden forzar a las hembras a aparearse. Aunque no parece ofrecer una mayor supervivencia a la crías, unas pocas poblaciones de tortuga verde practican la poliandria cuando se aparean. Luego de aparearse en el agua, las hembras se desplazan hasta la playa sobre la línea de marea alta. Al llegar a un sitio adecuado de anidación, la hembra cava un hoyo en la arena con sus aletas traseras y deposita los huevos. El número de huevos depende de la edad de la tortuga y difiere entre especies, pero en C. mydas oscila entre 100 y 200 huevos. Luego de depositar los huevos, la hembra cubre el nido con arena y regresa al mar.

Luego de 45 a 75 días, los huevos se parten. Como sucede con otras tortugas marinas, los huevos de C. mydas se rompen durante la noche y las nuevas tortuguitas se dirigen instintivamente hacia el borde del agua. Este es indudablemente el tiempo más peligroso en la vida de una tortuga, cuando van rumbo al agua, pues varios depredadores como las gaviotas o los cangrejos atrapan muchas de ellas. Un porcentaje significativo de tortuguitas nunca llega al agua. Como con otras especies de tortuga marina, poco se sabe de las primeras etapas en la vida de las C. mydas. Luego de este viaje hacia el mar, las tortugas pasan de tres a cinco años en el océano abierto como carnívoras, para luego, conforme van entrando en la edad adulta, se tornan poco a poco más herbívoras y frecuentan aguas menos profundas. Se especula que tardan de 20 a 50 años para alcanzar la madurez. Se sabe que las tortugas alcanzan edades de hasta 80 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario