29 de noviembre de 2012

TERMOCLIMA

El fenómeno denominado termoclima, es la disminución de la temperatura del agua de mar debida al aumento de la profundidad. Esta suele ser rápida durante los primeros metros y va haciéndose cada vez más lenta a medida que se alcanzan mayores profundidades (ver figura).

La temperatura depende de la radiación solar, pues el agua debido a su elevado calor específico acumula calor. Esta capacidad de acumular calor es la responsable de que con el fenómeno de la evaporación no se pierda mucha agua y, en cambio, sí se acumule calor (debido al calor latente de evaporación). El agua varía en un gradiente latitudinal según las temperaturas medias anuales. Así se clasifica en:
  • Aguas tropicales: con temperatura media de 25 ºC .
  • Aguas subtropicales: con temperatura media de 15 ºC .
  • Aguas templadas: con temperatura media entre 5 y 2 ºC .
  • Aguas polares: con temperatura media entre 0 y 2 ºC

Esto se hace muy patente en las latitudes continentales durante el verano, percibiéndose a los 20-30 m un cambio brusco de la temperatura. A la zona que separa las dos masas de agua, la superior más cálida y la inferior más fría, se la denomina termoclina estacional, ya que son las condiciones de falta de temporales y fuerte insolación que se dan durante el verano las que permiten su formación, desapareciendo ésta con las peores condiciones climatológicas invernales. Debajo de esta capa de mezcla, la temperatura cae muy rápidamente; quizás más de 20 °C en los adicionales 150 m de profundidad. Esa área de rápida transición es la termoclina; debajo de ella, la temperatura continúa cayendo, pero mucho más gradualmente. En los océanos, el 90 % del agua está debajo de la termoclina. Ese océano profundo consiste de capas de igual densidad, pobremente mezclada, y tan fría como 0 a 3 °C.

La termoclina varia con la latitud y la estación: es permanente en los trópicos, variable en los climas templados (más fuerte en los veranos), y débil a inexistente en las regiones polares, donde la columna de agua está tan fría en la superficie como en el fondo.

En el mar abierto, se caracteriza por una negativa gradiente de velocidad sónica, haciendo a la termoclina importante en la guerra submarina, debido a que puede producir reflejos en sonares activos.

Aquí, en las Islas Canarias, la termoclima no es tan notoria como en otros lugares debido a su orografía y corrientes oceánicas. Rara vez te encuentras con una termoclima con un gran diferencia de temperatura, es por lo que bucear en Canarias es posible todo el año, prácticamente con el mismo traje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario